Substitutos

Uno de los errores más comunes en la cocina es pensar que da lo mismo usar un ingrediente que otro (por ejemplo, cambiar mantequilla por margarina, o harina de trigo por harina de maíz).  Por supuesto, lo ideal es seguir al pie de la letra lo que dice la receta, que para eso es que nos la dan, pero a veces no tenemos a mano uno de los ingredientes, y tratamos de cambiarlo por otro porque "seguro es la misma cosa".  Aquí trataremos de aclarar un poco qué ingredientes podemos cambiar por cuáles otros.

Mantequilla / Margarina / Manteca:


Pasa mucho que estaremos tentados a pensar que da lo mismo usar mantequilla que margarina que manteca.  Tratemos de aclarar cuándo usar una, y cuándo usar la otra.
  • La mantequilla es la grasa de la leche, que pasa por un proceso de pasteurización, centrifugación y sedimentación en frío, para obtener este producto graso.
  • La margarina está elaborada con aceites vegetales, líquidos a temperatura ambiente (maíz, girasol, soya o coco), que se someten a un proceso industrial de endurecimiento para adquirir su consistencia sólida y untable.
  • La manteca dependerá de en qué país estés: en algunos países a la mantequilla le llaman manteca.  En otros, es grasa de cerdo refinada (de color blanco), e incluso hay manteca de res y manteca vegetal (de color amarillo; a esta última podemos considerarla margarina sin sal).  Revisa los ingredientes para aclarar a cuál nos referimos, y así saber cuándo poder usarla.
En general, la mayoría de las recetas de dulces te piden es mantequilla.  La mantequilla no solo les da la consistencia apropiada, sino que además le brinda un sabor característico: al cambiar la mantequilla por margarina o manteca no solamente estás cambiándole el sabor, sino también la consistencia (normalmente con manteca quedan más blandos que con mantequilla, y con margarina quedan más duros o secos que con mantequilla).

Si no consigues mantequilla, lo más apropiado será que uses manteca vegetal.  El único detalle aquí es que la manteca no tiene sabor, y la mantequilla sí, por lo que debes tomar esto en cuenta al momento de hacer tu receta.

En ciertas recetas, como en bizcochos, podemos cambiar la mantequilla por aceite.  Si prefieres de oliva, de maíz, de soya, o algún otro, ya queda al gusto tuyo.

Y como nota final, la mantequilla es substituible siempre que la receta no la incluya batida, pues en esos casos es para darle volumen a la mezcla, y cambiarla por otra cosa es menos aconsejable aún que en los casos anteriores.

Links de interés:


1 comentario:

  1. Y como le dicen a la manteca de cerdo en esos países donde la mantequilla es manteca... Siempre he tenido esa duda

    ResponderEliminar